Cuando nos embarcamos en la búsqueda de un nuevo escenario para desarrollar nuestra vida, necesitamos ayudarnos de buenos profesionales. Un buen equipo no se forma en dos días, tampoco en dos años, es materia que evoluciona, es cambiante. En estos tiempos de avances tecnológicos que nos permiten tener al alcance un sinfín de herramientas, no podemos olvidarnos del pensamiento que ordena, que cohesiona. Las individualidades son necesarias, pero no es suficiente, todo funciona como en una orquesta, que suena gracias al compás de una misma partitura.

LA BÚSQUEDA

Primero habrá que buscar el lugar, el tipo de edificio, las características de su estructura, todo imprimirá su carácter. El espacio que lo rodea también será vital en nuestro día a día.

Para acertar contamos con profesionales inmobiliarios especializados en ayudarnos a encontrar lo más apropiado. Compartimos entre nosotros conocimiento, nos ayudamos unos a otros. Una vez que lo tenemos, que hemos descartado entre diferentes opciones, comenzamos a trabajar en cuál será el proceso más adecuado en cada caso. Por supuesto que un estudio del espacio será la pieza segunda del puzle, sin ella no se podrán añadir con éxito todas las siguientes.

LA DISTRIBUCIÓN

Trabajamos los espacios imaginando diferentes estilos de vida, orientando los usos cotidianos en diferentes direcciones, obteniendo resultados contrastados que por descarte nos sitúen ante nuestra mejor opción. La herramienta 3D junto con nuestra visión global del interiorismo, acercará a nuestro cliente a la casa que nos estamos ya imaginando para él.

LA CIFRA BASE DE CÁLCULO

Y a partir de aquí la pregunta clave, ¿Cuánto?… casi siempre una pregunta aun difícil de contestar. En primer lugar necesitaremos avanzar con nuestra coordinadora de confianza en unas primeras aproximaciones económicas y en un concepto básico de reforma, partiendo de un espacio ya definido y aceptado. Una vez obtengamos esta primera cifra base, podremos en función de lo que el cliente desee direccionarnos a avanzar en otros capítulos, que conformaran el conjunto del interiorismo.

PROYECTO DE INTERIORISMO Y REFORMA

Siempre de la mano del cliente y atendiendo a sus necesidades profundizaremos en la definición estética, para visualizarla y valorarla. Junto con nuestros proveedores de confianza iremos trabajando en todos los capítulos que darán contenido y funcionalidad al espacio. Proyectaremos la iluminación con nuestra técnico en iluminación e iremos decidiendo la estética y forma de las puertas, algunas quizás guiadas a techo. El carácter de los revestimientos cerámicos, o el diseño de elementos serán otras claves de la personalidad de la vivienda.

Todo esto se visualizara digitalmente, haciéndonos mediante muestras una perfecta idea de la atmósfera que estamos diseñando, para terminar agrupando todos estos nuevos conceptos en una nueva valoración de la mano de nuestra coordinadora de confianza, que recogerá cada uno de estos capítulos para llegar a considerar el valor añadido de este estudio, tratando así de tener una idea de la globalidad del presupuesto.

LA OBRA

Una vez que el cliente visualice el Proyecto de Interiorismo y se acerque a conocer cuál es su valor podremos dar comienzo a la obra. Habremos trabajado paralelamente en las actuaciones necesarias para solicitud de licencias con el fin de tener todos los permisos necesarios para acometer con garantía la reforma.

Tendremos especial cuidado en el desarrollo de los tiempos destinados a cada gremio, y se trataran de coordinar de la mejor manera posible los plazos de entrega de materiales o de mobiliario.

En definitiva trataremos de acompasar con la máxima profesionalidad actuaciones y tiempos necesarios para la correcta labor de todo el equipo. Trabajando desde el inicio con un fin, el de satisfacer al máximo las necesidades de nuestros clientes.

 

··· Por Loidi Etxarri Interiorismo ···

Pin It on Pinterest