¿Cuánto cuesta un lápiz Staedtler?… no mucho y sin embargo la concepción de su diseño es magnífica, perdura intacta con el paso del tiempo. Hace unos días, Nerea me preguntó si quería ser lápiz o quería ser pluma, por aquello de asociar estos elementos a una forma de hacer y de valer. Yo lo tuve claro, quería ser las dos cosas.

Quería ser lápiz, he dibujado con un buen lápiz infinidad de proyectos, durante muchos años la labor de comprender para mí un espacio estaba asociada a tener un lápiz en la mano, dispuesto a seguir un ritmo, un orden de pensamiento.

Y qué decir de la pluma, incluso de un buen rotulador, con ellos he trazado casi sin esfuerzo bocetos y esbozos de lo que sería un nuevo proyecto.

Creo que a pesar de que el precio de uno u otro objeto varíe sustancialmente, no impedirá que en esencia sean igualmente buenos. Si su diseño y fabricación ha sido cuidadosamente pensado, puesto al servicio de sus usos, resultando funcional, el precio no lo condicionará para ser único, útil y deseado.

Por ello pienso que el éxito de un proyecto no depende tanto del valor económico sino de saber en primer lugar qué necesitamos tener, medir qué podemos permitirnos y una vez descubierto todo ello hacerlo nuestro y hacerlo auténtico.

 

··· Por Loidi Etxarri Interiorismo ···

1
×
Hola, gracias por contactar con Loidi Etxarri.
¿En qué podemos ayudarte?

Pin It on Pinterest