Con vistas a la bahía

Una vivienda frente a la playa, un lugar paradisíaco para vivir. Pocas veces hemos disfrutado tanto del paisaje como durante los meses que duró la obra de esta bonita casa.

Quisieron mantener gran parte de la distribución del espacio, por lo que decidimos apostar por dos lugares de reposo, uno primero situado al subir la escalera que nos recibe nada más entrar. En este espacio se creó una zona de despacho con la madera de ébano como protagonista y revestimiento japonés aplicado al muro de la vivienda.

Al tratarse de una vivienda que mira al mar y limita con el monte, quisimos ocuparnos de generar un circuito forzado de ventilación mediante extractor domotizado para evitar en lo posible los problemas de humedad tan característicos de estas viviendas. Además utilizamos  unos deshumidificadores estratégicamente colocados en un desarrollo de mueble diseñado a medida con madera de nogal y maderas lacadas en blancos. Una chaise Longe de Roche Bobois en piel blanca fue el elemento perfecto para tumbarse en las tardes de verano a siestear después de un día de playa.

Ya que el suelo se debía de mantener quisimos aportarle cierta seriedad oscureciéndolo mediante un  teñido color tabaco,  olvidando así su exagerado color rojizo. De esta manera cualquier madera o laca resultaría más adecuada.

El salón que comparte el espacio con la cocina, contiene también un comedor muy funcional que se separa mediante un muro de la zona de cocina que mira al mar.

Cueros color chocolate contrastan en el sofá y la butaca giratoria con el azul intenso del mar y una gran pantalla con bafles sobre esbeltos pies confieren a este lugar de un toque de modernidad tecnológica para visualizar a través de una inmensa pantalla el maratón de Nueva York o escuchar el concierto de Año Nuevo desde Viena. Todo un lujo para los sentidos, todo un lujo para nosotros.

1
×
Hola, gracias por contactar con Loidi Etxarri.
¿En qué podemos ayudarte?

Pin It on Pinterest