Nos agrada la cuidada sensación que transmite la textura satinada de una laca blanca aplicada a un revestimiento de pared que dibuja finas molduras. Y si esta pared se encuentra en una estancia destinada al descanso mejor. Sin limitarnos exclusivamente al blanco, es cierto que en momentos y en ciertos lugares envolvernos en este no color que contiene todos los colores nos reconforta.

Y sea con un mullido edredón blanco o con una gran almohada, conseguimos abandonarnos y dejar de pensar. Pero para no vivir en espacios monótonos  nos podemos servir de ciertas gamas que seguro permitirán que nuestra mirada pueda  reparar en otros elementos, midiendo su impacto en nuestras casi siempre saturadas mentes.

Ivano Redaeli

Si a esto le añadimos alguna fotografía en blancos y negros, ya tendremos nuestro particular oasis de calma para sonreír mientras nos metemos en la cama y nos aplicamos nuestro ritual de hidratación en nuestros cansados pies. Pocos gestos sencillos son tan reconfortantes, y ahora sólo toca cerrar los ojos y dormir.

Ivano Redaeli

··· Por Loidi Etxarri Interiorismo ···

 

1
×
Hola, gracias por contactar con Loidi Etxarri.
¿En qué podemos ayudarte?

Pin It on Pinterest